El papa Francisco bautizará al padre de una víctima del ferri surcoreano

Lee Ho-jin, un hombre de 46 años, padre de uno de los 250 estudiantes de bachillerato muertos en la tragedia, recibirá su bautizo en la Embajada del Vaticano en Seúl, donde se aloja el papa.

AFP

El papa Francisco bautizará el domingo en Seúl en una ceremonia privada al padre de uno de los adolescentes fallecidos en abril en el naufragio del buque Sewol, informaron este viernes los organizadores de la visita del pontífice a Corea del Sur.

Lee Ho-jin, un hombre de 46 años, padre de uno de los 250 estudiantes de bachillerato muertos en la tragedia, recibirá su bautizo en la Embajada del Vaticano en Seúl, donde se aloja el papa en su histórica visita de cinco días al país asiático.

En una reunión que Francisco mantuvo el jueves con diez familiares, Lee le expresó espontáneamente su deseo de convertirse al catolicismo y le pidió que le bautizara, según relató Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, que calificó el acontecimiento como "extraordinario y maravilloso".

Tras un momento de confusión, Francisco accedió a bautizarle de manera privada la mañana de este viernes en la sede de la Nunciatura, aunque la ceremonia finalmente tendrá lugar el domingo en la legación vaticana.

Jorge Mario Bergoglio ha prestado una especial atención a las víctimas del naufragio, que dejó en total 304 muertos.

Nada más aterrizar en Seúl el pasado jueves tuvo lugar una emotiva escena en la pista de aterrizaje, cuando el papa ofreció palabras de consuelo a la madre de uno de los fallecidos durante la ceremonia de recepción.

Además, Francisco ha aludido al suceso del ferri en varios de sus discursos e incluso se ha colgado de la solapa el lazo amarillo de solidaridad con las víctimas, un símbolo omnipresente en todo el país desde que ocurriera la tragedia.

Cuatrocientos familiares más, que permanecen acampados en la plaza de Gwanghwamun en el centro de la capital para protestar contra el Gobierno, se contaron este viernes entre los invitados a la beatificación de 124 mártires coreanos, una ceremonia que ha supuesto el mayor baño de masas del papa en su viaje.

Tras la ceremonia de beatificación, a la que asistieron cientos de miles de personas, Bergoglio visitará el "Hogar de la Esperanza" de Kkottongnae, un complejo católico donde se atiende a personas con discapacidad a unos 100 kilómetros al sur de Seúl.

El viaje de Bergoglio, que concluirá el lunes, se considera histórico al ser el primero de un papa en dos décadas a Asia Oriental y el primero en 25 años a Corea del Sur, país que alberga a 5,4 millones de católicos, algo más del 10 por ciento de la población.

EFE