Por tercer año consecutivo este domingo se celebrará el Día del Pollo a la Brasa, en honor a uno de los platos más consumidos en el país.

Esta celebración, instaurada el 2010, sirve de perfecto pretexto para degustar uno de los platos bandera de la gastronomía peruana.

El pollo a la brasa es un plato que ha sabido evolucionar y, gracias a la pericia de nuestros cocineros, ahora lo encontramos en excéntricas, pero deliciosas combinaciones.

Este plato lo podemos encontrar en su combinación clásica, o sea, con papas fritas y ensalada. De hecho, la ensalada clásica es en base a lechuga, tomate, algo de pepinos, betarraga y zanahoria.

Pero también hay combinaciones deliciosas, como pollo a la brasa con tallarines en salsa verde o, más recientemente, con salsa a la huancaína.

Otras mezclas que han probado ser deliciosas son con arroz chaufa y hasta un insólito “pollo a la brasa a lo pobre”, en el que se combina el pollo con plátano frito, arroz blanco y papas doradas.

Y para finalizar, tenemos el pollo a la brasa nativo, que se acompaña con papa sancochada y choclo. Además, el ají que acompaña este plato tiene que ser hecho en batán.