La tormenta tropical "Odile" dejó grandes daños en la península de Baja California, donde más de 26.000 turistas se vieron obligados a evacuar.

El paso del fenómeno natural obligó a evacuar a unas 11.000 personas. Sin embargo, no ocasionó víctimas mortales.

Según las previsiones del SMN, este miércoles por la tarde "Odile" se transformará en huracán, aunque no pasará de la categoría I.