Estrecho nexo entre espías cubanos y Chávez, revelan cables Wikileaks

Los servicios de inteligencia cubanos están ampliamente desplegados en Venezuela y gozan de acceso directo al presidente Hugo Chávez, según cables diplomáticos de EEUU filtrados por Wikileaks.

Los servicios de inteligencia cubanos están ampliamente desplegados en Venezuela y gozan de acceso directo al presidente Hugo Chávez, según ponen de relieve cables diplomáticos de EE.UU. filtrados por la página de internet Wikileaks al diario español "El País".

Según publica el periódico, ya en enero de 2006 un cable indica que "los lazos de inteligencia entre Cuba y Venezuela son tan estrechos que sus agencias parecen rivalizar para conseguir la atención del gobierno bolivariano" pero esa actividad continúa cuatro años más tarde.

En el tercer día consecutivo de publicación de cables procedentes de un fondo de más de 250.000 documentos diplomáticos en poder de Wikileaks, el diario publica detalles acerca de la relación entre el régimen castrista y el Gobierno venezolano y el alcance de la penetración de los servicios de inteligencia cubanos en Venezuela.

"El impacto de la penetración de Cuba en los servicios de inteligencia venezolanos podría afectar directamente a los intereses de Estados Unidos, ya que los servicios de inteligencia venezolanos figuran entre los más hostiles hacia Estados Unidos, pero les falta la destreza que los cubanos pueden aportar", indica uno de los cables.

Así, el despacho 241522, según el periódico, agrega que los cubanos pueden haber jugado un papel importante en el desenlace de las pugnas internas que desplazaron de sus cargos cercanos a Chávez a determinados políticos bolivarianos para dar entrada a otros.

A lo largo de los cables se constata la preocupación de Washington por la presencia de cerca de 40.000 cubanos en Venezuela, asignados a los diferentes ministerios y sectores de la Administración local.

Para tratar de determinar el alcance y el origen de la relación política y personal entre Chávez y Fidel Castro, la Embajada estadounidense se reunió con Herma Marksman, pareja sentimental y política de Chávez entre 1984 y 1993.

Marksman no está de acuerdo con la imagen que da la oposición de que Chávez es un idiota, indica el diario. "Dice que es muy decidido y que confía en muy poca gente", señala el cable 18574, fechado en 2004.

En los documentos queda patente también la preocupación de la Embajada estadounidense por el espionaje al que pueda estar sujeta.

Las medidas de seguridad se reforzaron tras constatarse que se espía a funcionarios de la legación diplomática "con medios técnicos y contactos personales y de otro tipo", por un equipo de venezolanos bajo control cubano, se indica en un cable.

Entre otras medidas, en presencia de los empleados locales sólo podrá hablarse de información desclasificada. Sólo los funcionarios estadounidenses autorizados podrán recibir los móviles Opennet Blackberries y los ordenadores despachados por el Departamento de Estado para dificultar las incursiones electrónicas. EFE