Los ciudadanos chilenos fueron detenidos en el aeropuerto Jorge Chávez el pasado sábado 25 de agosto. | Fuente: RPP

Pedro Madueño, hermano de Rosario Madueño Atalaya, la ciudadana chilena de 46 años que se encuentra detenida en el Perú junto a su esposo Jorge Tovar (48), por supuestamente cometer el delito de trata de personas, habló con RPP Noticias sobre la situación de sus familiares. 

En el programa Conexión, dijo que ambos se encuentran destruidos emocionalmente tras haber sido separados de sus dos bebés, concebidos en Lima bajo la modalidad de vientre de alquiler.  El último domingo el Poder Judicial dictó 12 meses de prisión preventiva contra los dos y la mujer fue ingresada este lunes al Penal Ancón II y su pareja al Sarita Colonia del Callao.  

Madueño dijo que su familia está a la espera de que se realice la prueba de ADN de los bebés y aseguró que "con eso se va a comprobar que Jorge Tovar es el padre biológico" de los niños 

También aseguró que su hermana y su cuñado cumplieron con todos los requerimientos de la Clínica Concebir, donde se realizó el procedimiento. Además, indicó que fueron ante un notario para firmar y certificar el vínculo con la madre que llevó el proceso de gestación y la paternidad legal de ambos. 

"No estamos ante dos traficantes de niños que le compraron un niño a personas de bajo recursos. Solo son dos padres que han agotado todas las posibilidades para concebir (...) ahora lo único que les importa, más allá de la libertad y el proceso, es poder estar con sus hijos", dijo Madueño. 

El caso

La pareja llegó en 2013 para iniciar el proceso de reproducción asistida en la clínica Concebir. Tras diversos intentos, optaron por la gestación subrogada. Para ello contrataron a una mujer que mantuviera en su vientre al óvulo fecundado, procedimiento que fue realizado a través de la misma clínica, y producto de lo cual nacieron unos mellizos el pasado 28 de julio en Lima. La pareja fue detenida el último 25 de agosto en el aeropuerto Jorge Chávez, cuando estaban a punto de embarcarse rumbo a Chile.

Según la hipótesis de la Fiscalía, la pareja habría tratado de robar a los bebés. De no lograr probar su inocencia, los esposos podrían afrontar una pena de 25 años de cárcel por el delito de trata de menores.

La defensa de los espososLuis Felipe Cortez, apuntó que Madueño recurrió a este método luego de haber tenido 12 embarazos fallidos. Incluso, contó, que tuvo un aborto involuntario cuando ya llevaba una gestación de cinco meses.

Según Cortez, las autoridades han confundido el pago que hace la familia Tovar Madueño a la persona que llevó el embarazo. “Se está confundiendo el asunto con comprar bebés", apuntó. 

¿Qué opinas?