El Festival "Ciudad de las Ideas" en Puebla, centro de México, reúne a 40 pensadores que disertarán tres días sobre temas de robótica, tecnología, artes y filosofía, bajo el lema "no creas todo lo que piensas", dijo el organizador del encuentro, Andrés Roemer.

Pensadores de Inglaterra, Estados Unidos, España, Chile, Canadá, Israel, Zambia, Noruega y Alemania expondrán sus ideas en el Complejo Cultural de la Universidad Autónoma de Puebla en la cuarta edición de este foro.

"Es necesario detenernos un momento para cuestionarnos qué emociones necesitamos transmitir, qué experiencias renovar, qué sueños reconstruir, qué pensamientos redefinir, qué significados recrear, qué paradigmas romper y cómo reinventar nuestras vidas", apuntó.

Añadió que "la imaginación es la clave y las emociones son el motor que te guían".

Durante la inauguración, Roemer afirmó que este encuentro de "ideastas" o mentes brillantes" pretende revolucionar la forma en la que el individuo siente, sueña, piensa, experimenta y asume los retos que se le imponen en tiempos de un vertiginoso cambio mundial.

"La Ciudad de las Ideas" reúne a diversas personalidades como el director y guionista de cine, ganador de tres premios Óscar, Oliver Stone, y el Premio Nobel 2008 de economía y columnista del New York Times Paul Krugman.

Asimismo, está incluida la investigadora sobre asuntos cognitivos y su relación con la belleza, Nancy Lee Etcoff; el documentalista y director de "Super Size Me", Morgan Spurlock, y el escritor e impulsor de la legalización del aborto en Estados Unidos, Steven Levitt, entre otros.

En la conferencia inaugural de este festival, el doctor en Ciencias Cognitivas por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Deb Roy, explicó cómo se puede conocer el impacto de la televisión en las personas y su reflejo en las redes sociales.

El científico explicó que ideó un sistema de computación e instaló cámaras de vídeo y monitores de audio en toda su casa con el objetivo de conocer el impacto del contexto en el desarrollo del lenguaje en su hijo de tres años.

Este sistema es utilizado ahora para conocer las sensaciones que 250 programas de televisión, que se transmiten en Estados Unidos, provocan en sus espectadores.

Roy precisó que las 24 horas del día en el año "un software trabaja con un sistema de inteligencia artificial y algoritmos que vinculan los contenidos de televisión con las palabras que los usuarios escriben en las redes sociales Twitter y Facebook, lo que permite saber la forma en que impresiona al público".

Indicó que con este sistema ha seguido debates presidenciales, campañas políticas y la revolución del Medio Oriente.

La base de datos que se obtiene a partir de esta relación de algoritmos modifica el "paisaje comercial" y atestigua hoy, según el científico, la primera "revolución de datos".

EFE