Gremios de transporte urbano de Lima y Callao anunciaron paro total el 4 de julio
Gremios de transporte urbano de Lima y Callao anunciaron paro total el 4 de julio | Fuente: Andina

Los 5 principales gremios de transporte urbano de Lima y Callao, como la Cámara de Transporte Urbano (CTU), el Consorcio Empresarial del Callao (Conecsa), la Alianza de Empresas de Transporte (Aemus) y la Asociación de Empresas del Callao (Asestraca), anunciaron un paro total del servicio para el próximo lunes 4 de julio, lo cual significaría que más de 16 mil unidades dejarán de operar.

Ricardo Pareja, presidente de la CTU, señaló que la decisión de su gremio de sumarse al paro nacional que han convocado gremios de provincias para esa fecha, responde a la falta de soluciones que el Ejecutivo ha articulado frente al alza del precio de combustibles.

"Nosotros nos hemos sentido tan afectados por este incremento del combustible que en los últimos meses ha subido en un 80%. Ese porcentaje del principal costo operativo que es el combustible hace que sea imposible el poder continuar dando el servicio en condiciones normales", sostuvo Pareja.

Alza de pasajes

Según señaló el dirigente de la CTU, el incremento de hidrocarburos hace necesario que también los pasajes suban, algo que han tratado de contener los últimos meses, según indicaron.

"Si como promedio el pasaje está S/2.00, este debería subir a S/3.20. Pero somos conscientes que esta actual situación del COVID-19 y las desgracias que están pasando en el país, es imposible que puedan pagar una tarifa mayor, es por ello que el Estado debe subvencionar al pasajero que no puede pagar más”, refirió Pareja.

En ese sentido, señaló que los gremios solicitan que el Estado cubra la diferencia de los precios de los combustibles para no afectar a sus miles de usuarios.

“Lo que nosotros proponemos es que, por lo menos, cubra la diferencia de lo que tendría que aumentar en 60%. El Estado por lo menos atienda este aumento que tendría que darse”, explicó.

Además, señaló que el incremento de los combustibles repercute en que las unidades de transporte estén paralizadas porque no se puede costear su mantenimiento.

"Vemos con mucha pena que más del 40% de los vehículos del servicio de transporte urbano, en este momento, están parados, porque ya al propietario del bus se le hace imposible dar un mantenimiento con los ingresos tan reducidos que en estos momentos tenemos", expresó.

Dispuestos al diálogo

Los dirigentes señalaron que, hasta el 4 de julio, están dispuestos a reunirse con el Ejecutivo y buscar una solución.

"Nosotros invocamos al Gobierno a actuar con la responsabilidad de darle solución a este tema del combustible que, si no se logra un acuerdo razonable en base a lo que corresponde, definitivamente el transporte formal se iría a la quiebra. Y si el transporte formal se va a la quiebra, desgraciadamente la informalidad comenzaría a proliferar en nuestro país", puntualizó Ricardo Pareja.