Una planta de producción que convierte la maleza en abono fue inaugurada en el distrito de La Molina que permitirá reutilizar los restos de los árboles y follajes para transformarlos en nutrientes para áreas verdes y jardines, se informó hoy.

Esta planta busca generar entre la población conductas amigables con el medioambiente y darle un mejor uso a los restos de plantas y ramas que son podadas o derivadas a los centros de acopio.

Con la puesta en funcionamiento de esta procesadora, los restos orgánicos son transportados a la planta municipal donde se seleccionan y pasan por una máquina “chipeadora” (trituradora), paso inicial para convertirse en fertilizante.

El volumen obtenido es mezclado con dosis de guano y agua, para obtener después de tres o cuatro meses por descomposición natural, un nutriente orgánico de primer nivel que permite reverdecer parques y jardines públicos o privados.

El abono, denominado composta, también es embolsado y distribuido en forma gratuita entre los vecinos, colegios e instituciones de la jurisdicción que lo soliciten a la comuna.

La planta, ubicada en la avenida Los Fresnos, permite también reducir costos en la disposición final de maleza, pues se evita transportar los residuos hacia el relleno sanitario de Huaycoloro.

Además se tiene previsto sensibilizar a los vecinos, especialmente escolares, sobre el cuidado del ecosistema, a través de visitas estudiantiles guiadas hacia la planta de producción y dar a conocer la importancia del reciclaje y la cultura de la reutilización.