Finalmente, Kathryn Bigelow fue la ganadora del duelo de los divorciados en la 82 gala de los premios Oscar.

Y es que su ex pareja sentimental, James Cameron, quien era el favorito a coronarse como Mejor Director y Mejor Película por Avatar, fue derrotado por el impecable trabajo de Bigelow en la cinta bélica "The Hurt Locker" (Zona de Miedo).

Algo que llamó la atención en la entrega de los premios fue el efusivo y polémico saludo que su ex esposo tuvo para con Kathryn, ya que al enterarse que ella era la ganadora, Cameron hizo un gesto como ahorcándola, pero de broma.

Al parecer, el efusivo saludo fue solo producto de la emoción que Cameron sintió por el triunfo de la cineasta.

Bigelow se acordó de sus compañeros nominados en esta categoría que le "inspiraron" durante años y se despidió con un mensaje para las tropas estadounidenses "que arriesgan su vida a diario en Afganistán, Irak y en todo el mundo". "Vuelvan  a casa sanos y salvos", dijo la cineasta, emocionada y nerviosa al recoger su premio.

"The Hurt Locker" fue la gran triunfadora de la noche de los Oscar con 6 estatuillas, entre ellas también la de Mejor película.