La psiquiatra de Holmes alertó del peligro que suponía antes del crimen

La doctora Lynne Fenton puso en alerta al grupo de evaluación de la Universidad de Colorado, pero el centro de estudios no tomó medidas ni contactó con la policía.

Lynne Fenton, una psiquiatra a la que acudió James Holmes, acusado de matar a 12 personas en un cine de Aurora (Colorado, Estados Unidos) el pasado 20 de julio, se mostró preocupada por el comportamiento de su paciente y alertó a sus colegas, unas semanas antes de la matanza, que su paciente suyo “era potencialmente peligroso para otros”.

La experta, que también trabaja en la Universidad de Colorado, decidió contactar con varios integrantes de un equipo de «evaluación de la conducta y de la amenaza» para advertir sobre Holmes.

Este grupo de evaluación, según informa la propia universidad, es una nueva forma de actuar "que puede permitir a los profesores, empleados u otros estudiantes obtener información sobre las personas que puedan suponer un problema".

Pese a todo, la universidad no tomó medidas ni contactó con la policía.