Foto: Difusi
La película peruana Paraíso, del novel director Héctor Gálvez, se suma al grupo de los 16 directores debutantes que estrenan en el Festival de Venecia en un programa que incluye 75 películas, 71 de las cuales son estrenos mundiales, de 25 países en el festival más antiguo de Europa. Nuestra película nacional se estrena oficialmente el 7 de septiembre en la sección "Orizzonti", donde se da cabida a las nuevas tendencias del cine, en la Sala Darsena.

Luego será exhibida para todo público el 8 y 10 de septiembre en las salas Palabiennale y Giorgione. Es la primera vez en la historia que una cinta nacional ha sido seleccionada  a una sección competitiva en el Festival de Venecia, uno de los tres festivales de primer nivel junto a Cannes y Berlín.

Gálvez ha comentado al respecto: "Paraíso fue vista por Marco Müller, quien es el Director del Festival y por un comité que seleccionó a nuestra representante Latinoamericana entre 3.859 filmes de 74 países.

La invitación oficial vino con una mezcla de ilusión hasta el descreimiento y es que los co productores me dijeron que entrar en la selección de Venecia era muy difícil, más aún para una Opera Prima y una historia como Paraíso. Yo ahora considero que esa es su mayor virtud".

Sobre el argumento de Paraíso, Héctor comenta: "El critico de cine francés André Bazin enseñaba "La visión de un director debe componerse de la selección que él haga de la realidad, no de su transformación de la realidad" y eso fue una de las cosas  que marcaron la propuesta y la concepción de este filme. Quería centrarme en observar a este grupo de cinco jóvenes amigos y lo que tratan de hacer por encontrar un rumbo en sus vidas. No quise caer en un mundo miserablista y tampoco idealizarlos. Hice todos los esfuerzos en el guión y el rodaje para encontrar la "belleza" en las cosas sencillas  y la cotidianidad de su día a día.  Es claro que el cine no puede  atrapar la realidad,  pero es ese intento, ese esfuerzo lo que a mí me apasiona.  Es por eso  que se uso una fotografía casi sin filtros, la luz, las locaciones, el vestuario estaban casi al interior de los personajes. No queríamos que hubieran cosas que sobre-signifiquen que sean símbolos que entreguen un discurso proveniente del exterior, como repito, buscábamos  la belleza en las cosas sencillas, un cine realista no desprovisto de arte pero si de artificios".

Gálvez se refiere a la competencia en Venecia: "El tener un estreno mundial en Venecia, festival donde han estado películas de directores que admiro como Kiarostami y Kitano, para mí ya es suficiente. Son las grandes gratificaciones que te da el cine y no la voy a desaprovechar. Veré  todos los documentales y películas posibles y del premio no quiero ni pensar".

El primer largometraje de ficción de Héctor Gálvez,  Paraíso, va rumbo a Venecia con  seis reconocimientos desde que en 2006 se le otorgo el Premio Conacine.

Luego en 2007 le seguirían el premio para la producción del Filmstiftung NRW de Alemania y el premio Ibermedia. A ello le sumamos el reconocimiento a la post producción en Goteborg, Suecia, y de hace unas semanas en Suiza, en el Fondo de Visions Sud Est para post producción.