Captura de people.com

Para Lily Collins, hacer el papel de Blancanieves es el final de un cuento de hadas de un sueño de infancia.

"Blanca Nieves fue mi cuento de hadas favorito mientras crecía, y cuando leí por primera vez sobre el proyecto, yo me decía "tengo que entrar en esto"", le contó Collins, de 22 años, a la revista People en WonderCon en San Francisco. "Es un personaje tan icónico".

Ella protagonizará la cinta junto a Julia Roberts, quien fue seleccionada para interpretar a la Reina del Mal, en The Brothers Grimm: Snow White (Los Hermanos Grimm: Blancanieves) dirigida por Trasem Singh en 3-D. Pero las dos actrices tienen un poco de competencia: hay otra película de Blanca Nieves en marcha, Blanca Nieves y los Huntsman, protagonizada por Charlize Theron como la Reina del Mal y Kristen Stewart como la princesa amada con la "piel blanca como la nieve".

Pero Collins, quien hizo su debut en el cine en The Blind Side, no se centra en su carrera a la pantalla grande. Recién salida la noticia del casting - se enteró que obtuvo el papel principal esta semana - insiste en que está "muy emocionada" de ir a trabajar.

Y aunque Collins puede ser relativamente nueva en la industria, tiene asesores A-1: Su padre es el músico Phil Collins - "Es un padre orgulloso," dice ella - y se rumora que su novio es nada menos que la estrella de Crepúsculo Taylor Lautner, y mientras tanto aparecerá en “Abduction”,  un thriller que llegará a los cines en septiembre.

"Voy a mantener mi vida privada en privado”, dice del rumoreado romance. "Estoy en esto por el arte y por la pasión".

Quizás esta pasión es algo en que Singh reparó cuando le hizo el casting, eso y algo más.

"Le vi las cejas, y le dije: "Tú eres", le dijo el director a revista People, bromeando. "Cuando la vi por primera vez (para Blancanieves), creo que ella estaba tratando de quedarse, pero luego dije: "Ni siquiera tiene necesidad de intentarlo".