Lima y Callao: Al año más de 60,000 atoros en redes de alcantarillado

Michael Vega, gerente de Servicios Norte de Sedapal, señaló que alrededor de 3,500 atoros corresponden a aniegos de aguas servidas en la vía pública.
Andina

Cerca de 180 atoros diarios y 66 mil al año en redes y conexiones de alcantarillado se registran en Lima y Callao por el mal uso del sistema por parte de usuarios domiciliarios e industriales que arrojan desperdicios a la red pública, atentando contra la salud pública y el ambiente, informó este lunes Sedapal.

Michael Vega, gerente de Servicios Norte de Sedapal, refirió que de las 5,500 emergencias mensuales atendidas por atoros en redes y conexiones, alrededor de 3,500 corresponden a aniegos de aguas servidas en la vía pública.

“Según nuestros registros, diariamente se producen 176 atoros en redes y conexiones de alcantarillado. Los distritos que presentan mayor incidencia son La Victoria, Cercado del Callao, Cercado de Lima, San Martín de Porres y Ate”, precisó el funcionario.

Comentó los atoros en las redes de alcantarillado afectan el tráfico vehicular y peatonal, e incluso afectan viviendas o establecimientos comerciales, ocasionando considerables pérdidas económicas y atentan contra la salud pública.

“Durante las labores de desatoro encontramos elementos que no corresponden al servicio, como vísceras de aves, basura, material de construcción y desmonte, que reduce la capacidad de conducción de los colectores que están diseñados para recibir líquidos y no sólidos”, señaló.

Vega sostuvo que es necesario que todos usemos adecuadamente el alcantarillado. En el hogar, por ejemplo, evitando arrojar los residuos de comida en el desagüe, así como los aceites sobrantes de la cocina, que deben ser desechados en bolsas o botellas, antes de poner los utensilios en el lavadero.

Exhortó a los usuarios que realizan actividades  comerciales e industriales a no descargar sustancias tóxicas altamente contaminantes que incumplen los Valores Máximos Admisibles (VMA), porque afectan la infraestructura sanitaria de la empresa y reduce la vida útil de las tuberías.

En cuanto a las industrias, manifestó que estas no deben descargar aguas residuales con elevadas temperaturas, tampoco ácidos porque fracturan y corroen las tuberías que pueden derivar en atoros y aniegos.

"Los tóxicos son también perjudiciales porque dañan nuestras plantas de tratamiento de aguas residuales”, indicó por su parte Dante Edery, jefe del Equipo Evaluación de Calidad de Aguas Residuales de Sedapal.

El funcionario subrayó la invocación de la empresa a la población para que actúe con responsabilidad con el uso del sistema de alcantarillado, tanto en sus viviendas como en la vía pública, evitando el arrojo de basura u otros elementos que dañan el sistema.

Andina