Foto: Andina (Archivo)
Flores, globos, tarjetas y otros recuerdos adornan miles de tumbas colocadas por los visitantes que llegaron a los diferentes cementerios de Lima y del Callao para rendir tributo a las madres que ya partieron de este mundo, en este segundo domingo de mayo.

La gran afluencia de público a cementerios como El Ángel y Presbítero Maestro, ubicados en El Agustino, obligó a cerrar las calles al tránsito vehicular, por lo menos, en 500 metros  a la redonda, a fin de permitir el tránsito peatonal sin complicaciones.

Similares escenas se aprecian en el camposanto Padre Eterno, del mismo distrito, hasta donde llegaron miles de personas para depositar sus arreglos florales.

En ese lugar se pudo apreciar la venta de arreglos de flores artificiales que son preferidas por el público que no puede llegar con mucha frecuencia. Este tipo de arreglos se vende la docena de rosas a 10 soles, mientras que el ramo de claveles artificiales es vendido a  cinco soles.

Los visitantes pueden optar también por contratar los servicios de las personas que llegan hasta estos camposantos provistos de instrumentos musicales como arpas y guitarras, para tocar diversas melodías en recuerdo de las madres fallecidas, a cambio de una propina voluntaria.

También se puede apreciar a muchos niños que recorren estos cementerios ofreciendo el clásico globo rojo en forma de corazón a un sol cada uno, las tarjetas de felicitación a dos soles, y el litro de agua para los floreros a un sol.

Mientras, quienes se dedican a colgar los arreglos florales y a echar agua a los floreros de cada nicho cobran como mínimo tres soles por su servicio.

La seguridad de los camposantos y alrededores está a cargo de |50 efectivos, de la Unidad de Servicios Especiales y Policía de Tránsito que son apoyados por otros 30 policías motorizados.  
Los efectivos policiales permanecerán hasta las 18.00 horas, cuando se prevé que los últimos visitantes ya se hayan retirado de estos lugares, informó el comisario de El Agustino, comandante Daniel Llaury Linares.

Al margen de la venta de flores y recuerdos, el cementerio El Ángel se convirtió en una verdadera feria comercial, pues en su interior se pudo encontrar desde frotaciones de sebo de culebra para  dolores musculares, hasta la Guía del Antojo de Gastón Acurio, en su versión pirata, pasando por DVDs, semillas de sacha inchi, golosinas, trompos y frutas.

En tanto, en el mercado de flores, ubicado en la Vía de Evitamiento, la docena de rosas rojas se expende entre 25 y 30 soles y si están son importadas cuestan hasta 50 soles, mientras que  los girasoles se venden a 15 soles. Todos estos precios están muy por encima de los habituales en otros días del año.

-ANDINA