Derrame de petróleo
La extensión afectada tras el derrame aumentó a 1 millón 739 mil metros cuadrados. | Fuente: Andina

El ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, explicó un resumen de lo que fue la reunión de este último miércoles con la empresa Repsol tras el derrame de petróleo ocurrido este último fin de semana en Ventanilla y que el daño aumentó a 1 millón 739 mil metros cuadrados. 

En conversación con Ampliación de Noticias, este indicó que fue la falta de información por parte de la empresa lo que motivó a que estos no activen de forma adecuada su plan de contingencia. 

“En un primer momento dijeron que había una mancha iridiscente de 2.5 metros cuadrados. En realidad, la falta de información ha generado que no se actúe a tiempo, más aun cuando tienen un aparato de contingencia que va desde el estudio de impacto ambiental y debieron reaccionar rápidamente”, dijo. 

Además, se refirió a la respuesta que brindó la empresa el día de ayer en donde negó la responsabilidad de lo ocurrido. “Yo debo tener un plan de contingencia. La imputación es objetiva en el ámbito ambiental. Es más, la norma internacional dice ‘el contaminador pagador’. En este caso la empresa no puede subrogarse a un tema que es de responsabilidad íntegramente de ellos”, indicó. 

Por otro lado, indicó que Repsol se ha comprometido a limpiar y descontaminar el área afectada en un plazo de 3 semanas. "Pero la remediación al medioambiente tomará tiempo", aclaró. 

Trabajos insuficientes

La Defensoría del Pueblo informó que este miércoles dirigó una supervisión en simultáneo en las zonas afectadas por el derrame de petróleo en la zona norte del litoral limeño, que tuvo como objetivo verificar las acciones adoptadas y las condiciones en que se viene trabajando para recuperar la zona impactada por la presencia de marea negra.

A raíz de ello, el organismo constitucional autónomo solicitó a la empresa Repsol acelerar el proceso de limpieza y dotar de mejores implementos y equipos al personal que viene cumpliendo dicha labor.

En Ventanilla, la supervisión estuvo a cargo de un equipo de representantes de la Oficina Defensorial del Callao, que pudo identificar que las zonas más afectadas son los balnearios de Bahía Blanca y Costa Azul. En esta última se pudo observar la presencia de petróleo en la orilla y de una fuerte espuma negra en el oleaje marino. Otra zona afectada es el sector de playa Cavero, considerada no apta para bañistas.

Según explicó la jefa de la Oficina Defensorial del Callao, Delcy Heredia, durante el recorrido se pudo apreciar la presencia de personal de serenazgo y de salvataje para evitar el ingreso de bañistas a las playas, así como de poco más de 50 trabajadores encargados de limpiar las orillas afectadas por la presencia de petróleo.

Sin embargo, se pudo comprobar que el número de personas dedicadas a esta tarea continúa siendo muy limitado debido a la magnitud del desastre.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: