EFE

Al menos 38 palestinos han muerto en las últimas 24 horas en bombardeos de la aviación israelí sobre Gaza, cuatro de ellos esta misma mañana en dos ataques contra sendos edificios en el centro de la Franja.

Dos de ellos perecieron en un bombardeo sobre el campo de refugiados palestino de Nusairat y los otros dos en Deir al Balah, informó a la prensa el portavoz de ministerio de Salud en Gaza, Ashraf al Qedra.

Con estas muertes, asciende a 2.090 el número de palestinos que han perdido la vida en ataques israelíes durante la actual ofensiva, la mayor parte de ellos civiles.

"Entre los muertos hay 561 niños, 255 mujeres y 98 ancianos", explicó anoche el ministerio de Salud en Gaza, que acusó a Israel de haber matado a 86 familias.

El ministerio de Interior aseguró que Israel ha lanzado más de 20.000 toneladas de material explosivo desde tierra, mar y aire desde que hace seis semanas iniciara una operación que denomina "Margen protector", la mayor parte de ellos "fabricados en EEUU y altamente destructivos".

El intercambio bélico se reanudó con dureza el pasado martes después de que ambas partes se acusaran de romper el último eslabón de la cadena de alto el fuego que habían permitido tratar de buscar una salid negociada en El Cairo.

Desde entonces, los palestinos han vuelto a lanzar más de un centenar de cohetes -sin causar víctimas- e Israel ha tratado de eliminar a altos comandantes de Hamás, en lo que parece un cambio de estrategia en busca de poder presumir de una victoria militar.

EFE