Municipalidad de San Isidro paralizó obra de construcción tras denuncia de robo en edificio contiguo

La Municipalidad de San Isidro señaló que las labores de construcción fueron suspendidas mientras la empresa F y P Inversiones S.A.C. actualiza la lista de trabajadores de la obra y paga una multa.

Familias denunciaron robo de joyas y relojes en dos departamentos contiguos a la obra. | Fuente: RPP

La Municipalidad de San Isidro decidió paralizar una obra de construcción en la cuadra 7 de la avenida Miró Quesada, tras una inspección que determinó la infracción de una ordenanza distrital.

Esta medida coincide con una denuncia de robo en un edificio contiguo a la obra, desde la cual unos ladrones habrían ingresado el pasado 4 de enero cuando los propietarios se encontraban de vacaciones, según denunciaron los agraviados.

En un comunicado, la comuna señaló que las labores fueron suspendidas mientras la empresa F y P Inversiones S.A.C. actualiza la lista de trabajadores de la obra y paga una multa.

La Municipalidad también acotó que las diligencias de fiscalización en esta construcción se han realizado de manera periódica desde el inicio de los trabajos. En octubre pasado, indican, se verificó la operatividad de las dos cámras de seguridad de la obra. En la inspección de hoy "también se encontraron ambas cámaras en funcionamiento", agregaron.

La representante del área de Relaciones Públicas de la empresa, Claudia Vidangos, descartó que la paralización de la construcción se deba a la falta de seguridad.

Así luce uno de los departamentos desvalijados por los delincuentes. | Fuente: RPP

"No infringe las medidas de seguridad por cámara porque todas están revisándose por el Ministerio Público, podemos revisar todo lo que se ha podido recabar. La paralización es básicamente por un tema administrativo, una actualización de personal", dijo.

Los agraviados denunciaron a RPP Noticias haber sido víctimas de un robo que asciende a 1,4 millones de dólares, luego de que desaparecieran de los departamentos joyas y cerca de 120 relojes de alta gama.

Según la hipótesis de la investigación policial, los delincuentes ingresaron a los departamentos desde el edificio en construcción y se habrían deslizado con sogas hacía los balcones, primero a una vivienda en décimo piso y luego al octavo.

Las familias señalaron a la empresa de no haber cumplido con las medidas seguridad de la zona y demorar en la entrega de los videos de las cámaras de vigilancia. También denunciaron la falta de fiscalización de parte de la Municipalidad de San Isidro.
¿Qué opinas?