Una película bastante convencional sobre las miserias del sur estadounidense sirve de base para recuperar el lado más oscuro de Nicolas Cage, que en "Joe" abandona momentáneamente el cine más comercial para retomar un estilo de personajes que le van como un guante.

"Joe", dirigida por David Gordon Green -responsable de filmes como "Snow Angels" o "Pineapple Express") - recibió algunos aplausos en su proyección en la sección oficial del 70 Festival de cine de Venecia.

En esta ocasión Cage interpreta a Joe, un hombre que vive en un pueblo cualquier de Estados Unidos, con antecedentes de cárcel y violencia, que vive siguiendo unas reglas muy particulares y que un día se encuentra con un adolescente al que toma bajo su protección.