Foto: EFE / Video: YouTube

Édgar Jiménez Lugo, de 14 años, alías "El Ponchis", y apodado en la prensa mexicana como el "niño sicario" confesó que degolló a cuatro personas y que lo hacía bajo los efectos de las drogas.

"He matado a cuatro personas, los degollaba. Sentía feo al hacerlo. Me obligaban. Que si no lo hacía que me iban a matar. Yo nada más los degolló, pero nunca fui a colgar a los puentes, nunca", dijo el menor en declaraciones a los periodistas.

Relató que fue reclutado a los 11 años, cuando vivía en la localidad mexicana de Tejalpa y negó que vendiera marihuana antes de dedicarse al crimen. 

"A los 11 años me levantaron, me dijeron que me iban a matar", expresó.

Frente a cámaras de televisión confirmó que integraba el Cartel del Pacífico Sur (CPS) "y ser el encargado de degollar y descuartizar a sus víctimas".

Sostuvo que recibía órdenes del jefe de este grupo criminal, Julio Radilla, quien le pagaba 2.500 dólares semanales.

El menor que era buscado desde hace varias semanas en el estado central de Morelos y capturado en la víspera, manifestó que "no tiene miedo" y que está consciente de que lo juzgarán por delitos federales.

Sobre su vida, indicó que nació en San Diego-California, precisamente para allá se dirigía con su hermana, cuando fue capturado.

Refirió no tiene padres y que en total tiene seis hermanos.