Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

Nueve pasos para formalizar tu negocio

Optar por la formalización te ofrece ventajas para hacer crecer tu negocio. Hoy te enseñamos cómo hacerlo.
Formalizar tu empresa o negocio significa hacer que éste sea reconocido como tal por el Estado peruano. | Fuente: Andina

Formalizar tu empresa o negocio significa hacer que éste sea reconocido como tal por el Estado peruano. Es cierto que esto te genera un costo y tienes que cumplir una serie de requisitos legales, pero vale la pena.

Formalizarte tiene muchas ventajas: evitas que confisquen tus productos o que cierren o multen tu negocio, ganas credibilidad y confiabilidad ante tus clientes, puedes conseguir socios y pedir créditos o préstamos, acceder a beneficios tributarios o formar alianzas estratégicas con proveedores.

Te explicamos de forma sencilla los pasos que debes seguir para formalizar tu empresa:

1. Reservar el nombre de tu empresa. Debes ir a la Oficina de Registros Públicos y verificar que no exista otro nombre o razón social igual al que vas a usar para tu empresa. Luego, debes reservar el nombre que elegiste para que nadie más pueda inscribirse con él. La reserva dura 30 días, lo que significa que debes completar los pasos 2, 3 y 4 en ese lapso.

2. Hacer la minuta de constitución. Para hacer este documento necesitas de un abogado. El documento debe incluir el tipo empresa que vas a constituir y los estatutos, los datos de los socios/accionistas y sus aportes económicos, la dirección comercial, fecha de inicio de actividades y el número y tipo de bienes con los que iniciarás operaciones.

3. La escritura pública. Una vez redactada la minuta, debes llevarla a una notaría adjuntando una constancia del capital de la empresa, un inventario de los bienes, y el certificado de Registros Públicos con la reserva del nombre de tu empresa. Así se genera una Escritura Pública.

4. Inscripción en Registros Públicos. El notario realiza esta inscripción, oficializando así la existencia de tu empresa.

5. Obtención del RUC. Debes ir a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) con la documentación requerida según el tipo de empresa que estás formando. Para ello debes tener en cuenta si te presentas como persona natural o jurídica y la categoría de la renta que vas a escoger.

6. Legalización de libros contables. Una vez que tengas tu número de RUC y sepas tu tipo de renta, deberás comprar libros contables acordes a ella. Estos libros deben estar legalizados por un notario.

7. La licencia municipal. Debes solicitarla en la municipalidad del distrito donde se ubicará físicamente tu empresa. Como especifica la web de la Cámara de Comercio de Arequipa, por lo general, debes llevar una copia del RUC, el certificado de zonificación, un croquis de la ubicación, copias del contrato del local y de la Escritura Pública, recibo de pago por derecho de licencia y un formulario de solicitud otorgado por la municipalidad.

8. Autorizaciones especiales. Algunas empresas o negocios necesitan autorizaciones especiales para empezar a funcionar, como las de transporte de carga pesada, escuelas o veterinarias. Puedes encontrar otros ejemplos en este enlace de la Sunat.

9. Autorización o presentación de planillas. Este trámite se realiza ante el Ministerio de Trabajo. Estás obligado a llevar planilla si eres persona jurídica o eres persona natural con más de tres trabajadores a tu cargo o recibes al menos una prestación de servicio de terceros.