El abogado Marco Riveros, encargado de la defensa del  prófugo Gerald Oropeza a quien se investiga por sus vínculos con el narcotráfico internacional, afirmó que han desistido de pedir que se levante la orden de captura contra su cliente y que este aparecerá públicamente solo cuando se demuestre su inocencia.

Explicó que han tomado esa decisión porque los jueces a cargo del caso no respetan el espíritu garantista del nuevo código procesal penal que permite a los imputados defenderse en ausencia.

Indicó, que en la práctica, siguen optando por un sistema inquisitivo, dando órdenes de captura sin respetar el derecho constitucional que tienen las personas de ser consideradas inocentes hasta que no se emita una sentencia.

En tan sentido, señaló que antes buscar capturar a su defendido deben centrar sus esfuerzos en acopiar pruebas que lo inculpen. Indicó que detenciones como la de Rodolfo Orellana y Martín Belaunde Lossio, demuestra que esa no es la vía para resolver los casos.

Afirmó que hasta el momento los fiscales no han logrado conseguir indicios de que vinculen a Gerald Oropeza con organizaciones criminales.

"No se tiene peritaje de audios, el desbalance patrimonial no se cuenta, las incautaciones a todos los inmuebles han determinado que no hay signos de riqueza, no hay signos de droga, ningún gramo de droga se ha encontrado", dijo a RPP 

Sepa más: