La noche del Oscar tuvo momentos memorables, pero también otros que no debieron ocurrir.  Si vio o se perdió el Oscar, no importa. Ahora puede recordar algunos instantes de la 82 ceremonia de los más importantes premios del sétimo arte.  

Sin lugar a dudas, el galardón de Kathryn Bigelow  marcó un hito en la historia de ganadores de Hollywood al convertirse en la primera mujer cineasta en llevarse un premio de la academia de Hollywood, inclusive, derrotó a su ex marido, James Cameron, quien estaba nominado por "Avatar". 

 Su película "Zona de miedo", "The Hurt Locker" en inglés, se llevó en total seis estatuillas, entre ellas el premio más importante de la noche a Mejor Película.  

Otro instante a destacar fue la premiación de dos grandes como lo son Sandra Bullock y Jeff Bridges en las categorías de Mejor Interpretación femenina y masculina, respectivamente. Ambos se llevaron el primer Oscar de sus carreras.  

Como se recuerda, los dos actores tienen una trayectoria muy disímil. Él es conocido por películas como "The Last Picture Show" y "Starman" y figura de culto por su interpretación de "The Dude". 

Mientras que Bullock es  la diva de las comedias como "Miss Simpatía" y flamante ganadora de un premio Razzie a la peor actriz también por una comedia: "Al about Steve".    

Un momento muy cómico resultó cuando Ben Stiller se convirtió en un Na´Vi de "Avatar". Aunque este actor, que es conocido por sus comedias, no ha sido considerado para una nominación por la Academia, lo cierto es que, convertido en un alienígena azul, realizó una graciosísima performance llena de chistes hilarantes.   

Para algunos críticos la dupla Steve Martin y Alec Baldwin, su participación como anfitriones del Oscar, resultó un poco acartonada. Aunque un instante que arrancó más de una carcajada fue en la parodia de "Actividad Paranormal".    

También, Cameron Díaz confundió al actor Steve Carell con Jud Law. Se suponía que la actriz y el actor de "Sherlock Holmes" irían a presentar una categoría juntos, pero a último momento, le pusieron al lado a Steve. Es así que leyó mal el telempronter y le cambió de nombre a Carell.

Finalmente, el peor regalo de todos fue el olvido. La Academia se olvidó de incluir de su tributo a los artistas fallecidos, a la actriz Farrah Fawcett.

Si bien no omitieron a David Carradine, Brittany Murphy, Patrick Swayze o Michael Jackson, ni muchos otros, no hubo lugar para la actriz de "Los Ángeles de Charlie". Un error imperdonable.

Oscar 2010: La lista completa de los ganadores de la premiación