Parque del Migrante sigue inutilizado y rodeado de comerciantes

La apertura de este nuevo espacio verde y de recreación, ubicado en La Victoria, fue suspendida hasta nuevo aviso y la obra está en proceso de auditoría.
Foto: Andina

A poco más de cuatro meses de ser inaugurado, el Parque del Migrante continúa inutilizado y rodeado de comerciantes minoristas y ambulantes que no se resignan a la desaparición de La Parada y ocupan sin dejar espacios libres todas las vías de acceso a ese recinto destinado a la recreación y pulmón verde para la ciudad.

La apertura de este nuevo espacio verde y de recreación para los habitantes de la capital fue suspendida hasta nuevo aviso luego que la actual gestión edilicia denunciara irregularidades en su construcción por parte de la administración de Susana Villarán.

El Servicio de Parques (Serpar) de la comuna capitalina informó a inicios de este año que el parque no podía abrirse al público por que estaba inconcluso y presentaba deudas, carecía de planta de tratamiento ni tampoco contaba con procesos de factibilidad aprobados por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) del Ministerio de Salud.

Agregó que a estas deficiencias se sumaba el hecho que la Contraloría General de la República había iniciado un proceso de auditoría por la ejecución de las obras, en cumplimiento de lo dispuesto por la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado.

Transcurridos poco más de 120 días después de su "inauguración", el 29 de diciembre del 2014, las autoridades de la comuna capitalina y de Serpar han evitado pronunciarse públicamente sobre lo que va a ocurrir con el parque.

Consultados al respecto, Digesa dio a conocer que su informe técnico sobre esta obra ya está listo y solo se espera de la aprobación de sus autoridades. En tanto, la Contraloría informó que ya culminó el proceso de auditoría y se está elaborando el informe respectivo.

La primera etapa de construcción del parque incluía la habilitación de áreas verdes, la construcción de canchas deportivas, creación del cerco perimetral del área deportiva, nivelación y pavimentación de plaza, nivelación y pavimentación de senderos.

Asimismo, la demolición de infraestructura existente, medidas para la reducción de consumo hídrico, creación del cerco perimetral del parque, implementación de mobiliario, instalaciones sanitarias y electromecánicas.

La segunda etapa, pendiente de ejecución, comprende la demolición de las edificaciones colindantes con las avenidas San Pablo y Aviación (restos de los antiguos almacenes de La Parada), que según la comuna capitalina ya cuentan con expediente técnico culminado y está pendiente que sean licitados para su ejecución.

A un costo de S/. 3.5 millones se proyectó la construcción de edificaciones, biblioteca, huertos, centro comunitario (con sala de usos múltiples y cabina de radio), un módulo para la Policía Nacional, baños y dos cafeterías, entre otros aspectos.

MALESTAR EN LA VICTORIA

La ocupación masiva de las calles adyacentes al Parque del Migrante por parte de vendedores de pan llevar informales viene causando malestar para los vecinos de La Victoria que viven cerca de allí, así como a las personas que transitan y desean conocer de cerca ese recinto.

Frente a esta situación, que genera no solo desorden sino también suciedad e inseguridad en las vías ocupadas, el Municipio de La Victoria dio a conocer que está haciendo esfuerzos para contener de alguna forma el impacto negativo de esta presencia irregular del comercio de alimentos de pan llevar en las calles.

Juan Plasencia, subgerente de Comercio y Mercados de la comuna distrital, refirió que dentro de las limitaciones que tienen para resolver esta situación, se está desarrollando una mesa de diálogo con representantes de los comerciantes.

El funcionario sostuvo que por tratarse de un "problema social" que supera la capacidad resolutiva del Municipio de La Victoria, se han iniciado coordinaciones con la Gerencia de Servicios a la Ciudad de la comuna metropolitana para llevar adelante una estrategia de sensibilización que permita la desocupación de las calles por la vía pacífica.

ACCIONES LIMITADAS

Plasencia reconoció que resulta difícil hablar de plazos para la salida de los ambulantes, pero dijo que mientras tanto se están afrontando con los recursos disponibles los aspectos referidos a la seguridad y la limpieza.

En el primer caso, refirió que existe patrullaje de efectivos del serenazgo municipal y policías de la comisaría del sector en las vías que conforman el llamado Damero "C" de la zona más comercial de La Victoria. Se trata de las avenidas Aviación, 28 de Julio, México y San Pablo.

Comentó que de las cuatro vías, Aviación fue declarada como "zona rígida"; es decir, no puede haber allí comerciantes. Sin embargo, dijo, los ambulantes buscan siempre la manera de ocuparla y cuando unos son retirados, aparecen otros y se colocan en las veredas hasta que son obligados a salir.

En cuanto a la limpieza, el funcionario municipal dijo que operarios de esa comuna y comerciantes que participan en las reuniones de diálogo se han organizado para desarrollar los jueves por la tarde jornadas de baldeo con agua y barrido de las vías ocupadas cuando culmina la venta del día.

Plasencia consideró que la solución final de la ocupación de las calles por los ambulantes pasa de alguna manera por la habilitación de la zona llamada "Tierra prometida", ubicada frente al Gran Mercado Mayorista de Lima, en Santa Anita. No obstante, esa posibilidad está también en manos de la comuna metropolitana y tampoco hay muestras de que ese espacio se vaya a habilitar pronto. Los representantes de Serpar de la actual administración edil tampoco se han pronunciado al respecto.

Andina