Por su destacada labor en pro de la seguridad y protección del vecino, el perro policía "Julio" fue ascendido de Teniente a Capitán en una ceremonia  en la Comisaría de Miraflores que congregó a vecinos y autoridades del distrito.

"La sociedad civil ha visto conveniente hacer un homenaje a un can policial en reconocimiento a su carisma y a su desempeño como animal doméstico bastante cariñoso", expresó el comisario Néstor Tuna.

Julio tiene 12 años y ha participado activamente en varias comisarías de Lima donde ha demostrado ser uno de los más importantes miembros de la Policía Nacional como cuando capturó a un delincuente que durante una intervención policial se dio a la fuga pero Julio "en forma veloz pudo tumbarlo y permitió que los efectivos puedan detenerlo".