RPP referencial

Gracias a un trabajo conjunto entre el Serenazgo de Ventanilla y la Policía Nacional, se logró desbaratar un laboratorio artesanal en la zona de Pachacútec, donde además se hallaron más de dos kilos de clorohidrato de cocaína.

Durante la intervención en la vivienda ubicada en la Mz. K Lt. 4 del asentamiento humano Carlos García Ronceros, los agentes detuvieron a Juan Luis Flores Aliaga (64) junto a su hijo Llen Paul Flores Saavedra (35).

Ambos, para evitar ser descubiertos, habían enterrado en el patio de la casa diversos utensilios entre cocinas, balanzas, ollas, cal, moldes y dos paquetes en forma de ladrillos de la ilegal mercancía. Sin embargo, el nerviosismo les jugó una mala pasada y fueron descubiertos.

En tanto, las paredes de la casa contaba con revestimiento de aluminio para evitar los olores al momento de elaborar el estupefaciente.

Las autoridades intervinieron en este caso cuando Juan Flores Aliaga abandonaba la vivienda con un paquete para abordar una mototaxi. En ese momento al percatarse de la presencia de serenos y policías, el sujeto intentó darse a la fuga pero fue rápidamente reducido.

Asimismo, a los responsables del delito se encontró un auto negro marca Toyota de placa C8G-014, en cuyo interior había dos bolsas negras con clorohidrato de cocaína con un peso de 150 gramos cada una.

ANDINA