El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha garantizado este viernes que si considera que es bueno para los intereses de España adoptará la decisión de pedir ayuda financiera a la Unión Europea, pero ha aclarado que en ningún momento actuará bajo presión.

Rajoy ha hecho estas consideraciones en la rueda de prensa que ha ofrecido al término del Consejo Europeo de Bruselas, en el que se ha avanzado en el calendario para la puesta en marcha de la unión bancaria y no ha habido referencia alguna a la posible petición de rescate por parte de España.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que no ha recibido presiones de sus colegas europeos para pedir el rescate, y ha hecho hincapié en que no aceptaría presiones de ningún tipo.

EFE