El rey Juan Carlos I será operado este domingo en un hospital de Madrid de una hernia discal, una nueva intervención quirúrgica tras la operación de cadera a la que fue sometido el 23 de noviembre pasado.

El neurocirujano español Manuel de la Torre Gutiérrez practicará la operación con un equipo de última generación tecnológica y de gran precisión, conocido como "neuronavegador", en la clínica La Milagrosa.

Con el objetivo de que la operación sea "lo menos molesta posible" para el funcionamiento habitual de la clínica y sus alrededores, la Casa del Rey eligió que la intervención se practique en domingo, cuando no hay consultas médicas.

El neurocirujano, que ha trabajado varios años en el servicio médico del Palacio de la Zarzuela -residencia de la familia real española-, realizará la operación en el único quirófano de España que cuenta con un "neuronavegador" denominado O-Arm, sólo disponible en media docena de hospitales de todo el mundo.

Esta misma semana el Rey, de 75 años, tuvo que pasar por otro centro hospitalario en Madrid para ser tratado de una leve luxación en la cadera izquierda, producida al desajustarse la prótesis que se le implantó el pasado 23 de noviembre debido a la artrosis que le ocasionaba fuertes dolores y problemas de movilidad.

El mismo traumatólogo que le intervino en aquella ocasión, Ángel Villamor, fue el encargado de corregir este problema, en menos de una hora, sin necesidad de cirugía y sólo con anestesia local.

Un portavoz de la Casa del Rey indicó que se trató de "una cura sin relevancia".

EFE