Foto: EFE

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió hoy a todas las televisiones francesas que se abstengan de difundir las imágenes de las matanzas grabadas por el asesino Mohamed Merah, enviadas, al menos, al canal Al Yazira.

"Pido solemnemente a los responsables de las cadenas que tengan esas imágenes en su poder que no las difundan bajo ningún pretexto por respeto a las víctimas y a la República", afirmó Sarkozy en un acto de homenaje a los agentes y magistrados que participaron en la investigación sobre Mohamed Merah.

El presidente francés aprovechó para criticar al padre de Merah, que ha amenazado con denunciar a Francia por la muerte de su hijo, que considera que debió ser anestesiado.

Además, el padre mostró su deseo de reclamar el cuerpo de su hijo para enterrarlo en Argelia, donde reside. "He conocido con indignación que el padre del asesino de siete personas quiere denunciar a Francia por la muerte de su hijo", aseguró Sarkozy, quien calificó de "monstruo" al asesino de Toulouse.

Poco antes, el ministro de Exteriores, Alain Juppé, también se mostró duro con el padre de Merah. "Si fuera el padre de un monstruo así me callaría avergonzado", aseguró el jefe de la diplomacia gala en Radio Clásica.

Juppé, también se mostró contrario a la difusión de las imágenes, al igual que el Consejo Superior de lo Audiovisual (CSA), órgano independiente que regula ese sector en Francia, que "invitó" a las cadenas a no difundir el video, según señaló a Efe un portavoz.

EFE