Solo 12 puntos han sido autorizados en Lima para la instalación de ferias de venta de productos pirotécnicos con motivo de las fiestas de fin de año y en estos lugares únicamente se podrán expender artículos deflagrantes, es decir luminosos y que no estallan.

Así lo informó Patricia Manrique, jefa del Área de Pirotecnia de la  Dirección de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec), quien indicó que en esas ferias, que tienen permiso de operación de 45 días, también se brindará orientación a los usuarios sobre el uso adecuado  de esos productos para prevenir accidentes.

Las ferias autorizadas por Dicscamec están ubicadas en la cuadra 58 de la avenida Alfredo Mendiola, en Los Olivos; en el cruce de las avenidas Próceres de la Independencia y El Parque, en Canto Grande, San Juan de Lurigancho; en el cruce de la avenida José Gálvez y el jirón Antonio Raymondi, en La Victoria; y en la curva de Nueva Esperanza en la avenida Pachacútec, Villa María del Triunfo.

También en el Parque Los Próceres de la Independencia, en Jesús María; en  la urbanización Pro – Nuevo Sector, segunda etapa, en Comas; en la intersección de las avenidas Aviación y del Aire (Videna), en San Luis; en el centro comercial Plaza Lima Norte, en Independencia y en la vía auxiliar de las avenidas Alfredo Mendiola y Panamericana Norte, a la altura de la segunda entrada de Pro, en Los Olivos.

Finalmente, en la novena cuadra de la avenida La Marina, en Pueblo Libre; en la cuadra 38 de la avenida Túpac Amaru, en la urbanización La Pascana, en Comas y en el ingreso principal de la Plaza de Acho, en el Rímac.

Asimismo, se autorizó la instalación de una de estas ferias en la entrada del Boulevard del balneario de Asia.

Entre los productos cuya venta está permitida se encuentran los  humos de colores, lanza confeti, bengalas de mano (“chispitas mariposa”), rockets, silbadores, tortas, multiformes (avioncitos), entre otros.

La funcionaria indicó que para autorizar el funcionamiento de estas ferias se verificó que cuenten con todas las medidas de seguridad necesarias y se capacitó previamente a los empresarios responsables.

Invocó finalmente a la población a adquirir sus pirotécnicos para festejar la Navidad y el Año Nuevo solo en estos lugares autorizados que ofrecen las garantías necesarias y no a vendedores informales.//Andina