morgueFile (Referencial)

Un transexual de nacionalidad peruana murió la pasada noche en Santiago de Chile luego que unos amigos le inyectaron silicona en los glúteos, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima se dedicaba al comercio sexual y era conocida como Jendelyn, aunque su nombre real era Marcos, según dijeron a los periodistas sus vecinos de la calle Coquimbo, en el sector céntrico de la capital chilena.

Había llegado a Chile hace seis años y durante un tiempo estudió enfermería, añadieron.

"Era hombre pero si se miraba de atrás se veía como mujer, solo se le notaba en la voz que era hombre. Era súper tranquilo y nunca tuvo problemas acá", precisó una de sus vecinas.

Según el comisario Erwin Rojas, de la Policía de Investigaciones (PDI), dijo que Marcos comentó a algunos vecinos que le inyectarían hormonas, pero a otros les dijo que era silicona; posteriormente llegan a su domicilio dos personas que los testigos dicen que también eran transexuales, relató a los periodistas.

"Después de un rato, una esas personas pide ayuda a los vecinos, dice que la víctima se estaba sintiendo mal. Un rato después llega la ambulancia, le realizan reanimación sin resultados, por lo que constatan el fallecimiento de la persona", añadió.

Según los primeros informes médicos, la muerte de la víctima se debió a un paro cardiorrespiratorio causado por la sustancia que le fue inoculada.

EFE