Turista belga que se suicidó dejó 200 euros para su cremación

Oliver Alphonse Rene Maiscocq (38) ingirió pastillas que se utilizan en veterinarias mezcladas con whisky para acabar con su vida en un hotel de los exteriores del aeropuerto Jorge Chávez.
Referencial

Oliver Alphonse Rene Maiscocq, el turista belga que fue encontrado muerto el pasado jueves en una habitación del hotel Costa del Sol en los exteriores del aeropuerto Jorge Chávez, dejó 200 euros para su cremación y una carta.

Según detallan medios nacionales, Rene Maiscocq ingirió pastillas utilizadas en veterinaria con whisky y dejó una carta cerrada dirigida a la embajada de su país, así como 200 euros para que se usen en su cremación.

Agentes de la División de Investigación Criminal de la Policía del Callao, donde se encuentra el aeropuerto, revisaron la habitación para descartar un posible crimen, pero luego señalaron que no había huellas de violencia y el cadáver tampoco presentaba heridas visibles.

EFE