La consulta de revocatoria en Lima será un fracaso y legitimará a la alcaldesa Susana Villarán, aseguró hoy el teniente alcalde, Eduardo Zegarra, quien destacó el respaldo expresado por diversas organizaciones políticas y sociales a su gestión.

Estimó que pronto se concretaría un frente contra ese proceso para “dar una dura pelea por el ‘No’ en la consulta de revocatoria”.

“La revocatoria va a fracasar y vamos a tener una alcaldesa no solo legitimada, sino mucho mejor posicionada para que continúe el trabajo que todo Lima le ha encargado”, declaró.

La consulta de revocatoria es contra la alcaldesa Villarán y contra los 39 regidores de la municipalidad de Lima que, en caso sea aprobada por la mayoría de los votos de los limeños, tendrían que ser reemplazados por los candidatos accesitarios de los grupos políticos con asiento en el concejo metropolitano.

Según Zegarra, buena parte de la clase política es consciente de los “verdaderos intereses” detrás de la revocatoria, los cuales atribuyó a la “corrupción y las mafias”, y están deslindado con esa opción.

Añadió que existe suficiente conciencia en la población de Lima sobre el perjuicio que generaría ese mecanismo y no apoyarán la revocatoria debido a que saben que la gestión de Villarán es honesta.

“La alcaldesa está demostrando de que se pueden hacer bien las cosas y al mismo tiempo ser honesto”, aseguró.

Aunque aún no ha sido convocada, la revocatoria en Lima es prácticamente un hecho luego que el Jurado Nacional de Elecciones desestimará el último recurso presentado para anular la revisión de firmas necesarias para ese mecanismo.

Según sus promotores, la revocatoria se justifica debido a la inacción que atribuyen a la gestión de Villarán, electa por el movimiento de izquierda Fuerza Social.

El partido Perú Posible y dirigentes del Partido Popular Cristiano han adelantado que no respaldarán esa opción; mientras que las agrupaciones Acción Popular y el Partido Aprista dijeron que evaluarán institucionalmente qué posición adoptarán.

En la víspera, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) expresó su oposición a la revocatoria.

Andina