Antes de ser puestos en adopción, muchas mascotas, especialmente los adultos, han pasado diferentes circunstancias que algunas veces, los hace ser más temerosos o tímidos cuando llegan a un nuevo hogar.
Antes de ser puestos en adopción, muchas mascotas, especialmente los adultos, han pasado diferentes circunstancias que algunas veces, los hace ser más temerosos o tímidos cuando llegan a un nuevo hogar. | Fuente: EFE

Si has decidido adoptar una mascota ten por seguro que descubrirás el significado de la palabra lealtad a su lado. Es importante que sepas que para tu nuevo amigo, te has convertido en la persona que le ha brindado una nueva oportunidad para volver a ser feliz, lo cual te agradecerá por el resto de su vida.

Sin embargo, antes de ser puestos en adopción, muchas mascotas, especialmente los adultos, han pasado diferentes circunstancias que algunas veces, los hace ser más temerosos o tímidos cuando llegan a un nuevo hogar.

Por ello,Kris Barreto, especialista veterinaria de Superpet.pe, retail especializado en productos para mascotas, te explica todo lo que debes saber al momento de traer un nuevo integrante al hogar y cómo darle una vida feliz y saludable:

1. Dale un lugar para descansar y jugar

El espacio que le damos a nuestras nuevas mascotas es muy importante, ya sea para descansar y/o jugar. El tamaño y temperamento de estos espacios son factores determinantes para que estén cómodos y tranquilos. Muchos de ellos son súper activos y necesitan espacios para drenar toda su energía, por ello, te recomendamos ir descubriendo de cerca las características de tu nuevo amigo, sea cachorro o adulto, ya que tu ritmo de vida girará 360 grados para ambos.

Por ejemplo los perros de tamaño pequeño; son más tranquilos y no necesitan un espacio tan grande como los de tamaño mediano o grande; estos últimos necesitan jugar, correr y sobre todo necesitan más tiempo y atención.

Para un buen ambiente de descanso, son necesarios una cama, cobija y un espacio indicado; esto los hará sentirse seguros y tranquilos. Sii aún así, tu mascota no quiere dormir en su nueva cama, no lo fuerces, ya que aún se está adaptando a su nuevo entorno. Déjalo descansar donde se sienta cómodo y poco a poco indícale dónde debe dormir.

2. Siempre alimentación balanceada

Es importante que sigas un régimen de alimentación balanceada para tu mascota dependiendo sus características (tamaño, edad, peso, estilo de vida, entre otros). De esta forma, tendrá lo necesario para su desarrollo y crecimiento. Es recomendable que tengan sus propios platos, uno para su comida y otra para el agua. Nuestras mascotas no deben comer lo mismo que consumen los humanos; este tipo de alimentos no le brindaran los nutrientes que necesitan para un buen crecimiento y desarrollo.

3. Atentos con su salud: Vacunas al día

Lo primero que te indican al adoptar a una mascota, son las vacunas con las que cuenta. Por ello, es siempre recomendable continuar con el plan de vacunación para evitar que tu mascota pueda contraer enfermedades tales como Parvovirus, rabia u otras. De la misma manera, en la etapa de cachorro, y a lo largo de toda su vida, debemos realizar visitas periódicas al especialista veterinario, para vacunas posteriores o refuerzos.

4. Prevención contra parásitos

Para mantener la higiene de tu mascota, es importante tener un método para prevenir las pulgas y garrapatas. En el mercado existen diferentes tipos de antipulgas, desde collares, pipetas hasta pastillas antipulgas que ayudarán a que nuestro amigo peludo pueda jugar sin estar estresado por estos molestos bichos. También existen fármacos exclusivos para el control de parásitos internos. La prevención te ayudará a controlar su limpieza y evitar cualquier molestia para tu engreído.

5. Responsabilidad, paciencia y mucho amor

Adaptarse a un nuevo ambiente siempre es proceso único que lleva tiempo. Si adoptas a un cachorro, puede que ese proceso sea más sencillo y rápido, ya que puedes educarlo desde pequeño, pero si has decidido adoptar a una mascota adulta, es necesario que tengas paciencia, y durante todo este proceso, puedas guiarlo con mucho amor hasta que poco a poco tu mascota pueda sentirse en confianza y hacer las cosas por sí solo, recuerda, que hay mascotas a las que le costará recobrar nuevamente la confianza y depende de nosotros para lograrlo. 

“Es increíble y lamentable el número de perros y gatos que son abandonados a su suerte por sus dueños; desafortunadamente es difícil evitar esta situación, sin embargo podemos hacer algo para contrarrestar esto, Adoptar en vez de comprar. Incorporar a un nuevo integrante en la familia es un acto noble y de mucho amor; pero sobre todo de responsabilidad; le dará un giro a nuestras vidas y será por muchos años. Por eso debemos tener en cuenta que tener un cachorro en casa implica cuidados como: alimentación, educación, visitas al veterinario, estilo de vida, entre otros. Compartir tus años de vida con estos peludos te traerá mucha satisfacción, alegría y amor en tu hogar, pero solo si estás dispuesto a dedicarle tiempo, dinero, amor y sobre todo mucha responsabilidad”, comentó.

Sepa más: