Los I Juegos Suramericanos de la Juventud son un éxito y la alegría de la competencia se traslada a las tribunas con la gracia de la mascota del evento deportivo.

El Pingüino de Humbolt es típico de las costas peruanas y es el encargado de llevar alegría y entusiasmo a los fanáticos en las gradas de las diversas sedes de los Suramericanos.

En una exclusiva para RPP Noticias, el pingüino hace ejercicios y afirma ser un limeño más que disfruta con los logros de los atletas peruanos.

La mascota aclara que lo confunden con un pollo o pato, sin embargo él está orgulloso de ser una de las aves más representativas del Perú y símbolo de los Suramericanos de la Juventud.