Twitter @CampeonesNet

El español Nani Roma, quien defiende título en la modalidad de autos del Dakar 2015, asegura que  fue "un palo muy duro" abandonar sus esperanzas de victoria por avería ya en la primera etapa, pero buscará seguir en carrera.

El vigente campeón perdió toda opción de revalidar el título tras quedarse detenido en el kilómetro 10 de la primera etapa a causa de una avería en su MINI ALL4 Racing.

"Es un palo muy duro, pero haremos todo lo posible por continuar en carrera para ayudar al equipo", afirmó el piloto de KH-7 en un comunicado del equipo.

Todos los intentos por reanudar la marcha resultaron en vano y su vehículo tuvo que ser remolcado por un camión hasta el campamento, donde los mecánicos no han tenido más remedio que esperar horas a su llegada para empezar a trabajar en la mecánica con el objetivo de continuar en carrera.

"El coche iba perfecto, hasta que en el kilómetro 3 de la especial, se nos ha encendido la alarma de la presión de aceite y nos hemos tenido que parar poco después. Mi copiloto Michel Périn y yo hemos intentado solucionar el problema. Hemos hecho un reset y cambiado todos los sensores, pero ha sido totalmente imposible seguir", explicó Nani Roma.

Después de 3 horas de espera, llegó el camión del equipo para remolcar el MINI de Nani hasta el vivac de Villa Carlos Paz, donde le aguardaban los mecánicos del Monster Energy X-Raid Team para trabajar de noche.

"Si podemos solucionar la avería continuaremos en carrera. Estoy muy desanimado porque después de un año de mucho trabajo esto es un palo muy duro. Pero no queda otra que aceptarlo y trabajar a tope para ayudar al equipo en todo lo que podamos", afirmó.

EFE