El suizo Roger Federer se dejó el segundo set esta semana en su camino hacia la final, pero venció al francés Nicolas Mahut, por 6-3, 4-6, 6-2 y 7-5 y alcanzó los octavos de final de Roland Garros.

Federer necesitó también cuatro sets para vencer al rumano Adrian Ungur en segunda ronda, y repitió hoy ante Mahut, 89 del mundo, que animado por los 15.000 aficionados franceses de la Philippe Chartrier complicó el partido en exceso al exnúmero uno del mundo.

En tres enfrentamientos anteriores contra Mahut, Federer no había cedido un solo set contra el francés. El de hoy fue el primero en tierra batida, y el suizo necesitó dos horas y 37 minutos para lograr su victoria 52 en Roland Garros y la 174 sobre tierra.

Ahora se enfrentará con el belga David Goffin, de la fase previa, que derrotó al polaco Lukas Kubot por 7-6, 7-5 y 6-1, para convertirse en el primer jugador, repescado de la clasificación, que logra los octavos en un Grand Slam desde su compatriota Dick Norman en Wimbledon 1995.

EFE