Twitter

El presente año fue "un gran desastre para Ferrari" en la Fórmula 1, así lo admitió el presidente de la escudería, Sergio Marchionne.

"No querría hablar de 2014, un año completamente para olvidar, pediría que solo se hable del futuro, puesto que el año que acaba ha sido un gran desastre para Ferrari", dijo Marchionne.

El presidente de la FIAT calificó el 2015 como "el año de la reconstrucción", aunque reconoció que sería un gran logro si los bólidos rojos ganan "cuatro carreras" en todo el campeonato del próximo año.

Tras la desastrosa temporada pasada, el alemán Sebastian Vettel será piloto de Ferrari en lugar del español Fernando Alonso y Marchionne confirmó también el fichaje de Jock Clear, ingeniero de pista del campeón del mundo de 2014, el británico Lewis Hamilton con Mercedes.

Entre los cambios también está prevista la llegada de Maurizio Arrivabene como nuevo jefe del equipo de Fórmula 1, sustituyendo a Marco Mattiacci.

No obstante, Arrivabene explicó a la prensa que no se considera "el mago Merlín" para cambiar la situación de la escudería de un día para otro.