El exciclista estadounidense Lance Armstrong dijo que ahora está dispuesto a ayudar para limpiar el deporte del ciclismo al que "ama", en la entrevista que le hizo la periodista Oprah Winfrey en la que reconoció que se dopó en los siete Tours que ganó en Francia.

"Amo el ciclismo. Si hubiese una comisión de la verdad, seria, responsable para aclarar todo el asunto y ayudar al ciclismo, seré el primero en ayudar", declaró Armstrong en la recta final de la entrevista que se emitió a través del canal privado de "OWN", propiedad de la famosa periodista.

Armstrong reconoció que había hecho mucho daño al ciclismo, pero era la "cultura" que existía dentro del deporte en la década de 1990 y primera mitad del 2000.

A la pregunta concreta si sentía que estaba haciendo mal con el engaño del dopaje, Armstrong fue categórico cuando dijo un "no".

Sin embargo, reconoció que entendía el rechazo y la reacción negativa que todos han tenido hacia su persona, ahora que ya se sabe todo, pero que lucharía el resto de su vida para tratar de enmendarse, pedir disculpas y que vuelvan a confiar en él.

EFE