Pierce podría recuperarse en menos de dos semanas y Griffin vuelve a correr

Los Celtics de Boston y Los Ángeles Clippers reciben las fiestas de fin de año de la mejor manera con la recuperación del alero Paul Pierce y el novato Blake Griffin.
Buenas noticias llegaron para los Celtics de Boston y Los Ángeles Clippers antes del Día de Navidad después que los doctores de ambos equipos dijeron que el alero Paul Pierce y el novato Blake Griffin han mejorado de sus respectivas lesiones.

Pierce, que en principio se pensaba podría perderse dos semanas con una irritación en la rodilla derecha, los últimos exámenes han mostrado que la recuperación puede ser más corta.

El entrenador de los Celtics, Doc Rivers, antes de viajar a Orlando, donde mañana, viernes, van a disputar el duelo contra el equipo local de Orlando, dijo que la operación de artroscopia a la que fue sometido Pierce mostró que al final el tiempo de recuperación será inferior a dos semanas.

"Pienso que va no serán necesarias dos semanas", comentó Rivers a los periodistas. "Se le descubrió a tiempo la infección y eso ha ayudado a que el daño sea menor".

Pierce, líder encestador de los Celtics, fue sometido a una operación de artroscopia ayer, miércoles, después que el martes, tras concluir el partido contra los Pacers de Indiana, se le descubrió una infección en la rodilla.

El doctor Brian McKeon, del New England Baptist Hospital, responsable de la operación, se mostró optimista en cuanto a la recuperación de Pierce.

Por su parte, Danny Ainge, presidente de operaciones de los Celtics, declaró al periódico "Boston Globe" explicó que la infección de Pierce fue descubierta de inmediato y eso ayudará al jugador a tener una mejor recuperación.

"Paul se sintió bien después de partido, en todos los aspectos, pero unas horas más tarde comenzó a sentir dolor e inflamación en la rodilla para el miércoles descubrir la infección corregirla de inmediato ya no tiene ningún tipo de daño estructural en la rodilla", explicó Ainge.

El directivo de los Celtics dijo que cualquier tipo de lesión siempre es motivo de preocupación, pero al no haber daño estructural es una "tranquilidad" que la recuperación será mucho más rápida.

Pierce no viajará con el equipo en la gira de cuatro partidos que comienzan ante los Magic para seguir por la costa oeste.

El puesto de Pierce será ocupado por Tony Allen, aunque Rivers todavía no ha decidido quien será el jugador que salga de titular.

Mientras, el alero Kevin Garnett, que se perdió el partido contra los Pacers, afectado por una contusión muscular, está listo para jugar contra los Magic y fue el propio jugador el que lo confirmó, sin dar más detalles.

Otra buena noticia para los Celtics es la recuperación del alero Glen Davis, que sufrió la fractura de un hueso de la mano en una pelea con un amigo y no ha podido jugar todavía en la nueva temporada.

Davis ya entrenó con normalidad con el resto del equipo, pero no se espera que Rivers lo haga debutar ante los Magic.

Otro equipo que recibió buenas noticias fueron los Clippers después que Griffin, su selección número uno del pasado sorteo universitario, ya puede correr en la cinta fija para comenzar la recuperación de la operación de la fractura de estrés que sufrió en la patella de la rodilla izquierda.

Las últimas pruebas médicas fueron positivas y Griffin puede hacer todo tipo de actividad dentro de tres semanas, mientras el jugador hasta ahora sólo se ha limitado a tirar a canasta y hacer ligeros ejercicios, pero sin hacer saltos ni forzar la rodilla.

"Puedo saltar cuando tiro a canasta, pero no debo hacerlo", comentó Griffin. "Cada vez estoy más cerca de completar la recuperación y eso es lo más importante, el resto ya no cuenta", agrego.

EFE