El español Rafael Nadal, que se ha clasificado para las semifinales del Godó después de barrer a Albert Ramos por 6-3 y 6-0, ha negado que le haya pasado factura el hecho de jugar dos partidos en un mismo día porque, según ha dicho, está preparado para ello.

"Al final se trata de ver cómo acabas el primer partido. Si el primer partido es largo y ganas en tres sets, el de después cuesta más, pero estamos preparados para ello", ha explicado tras conseguir el pase a su octava semifinal del torneo, que disputará mañana, sábado, ante el canadiense Milos Raonic.

Nadal se verá las caras mañana en semifinales con el canadiense Milos Raonic, que ha tumbado hoy a Tommy Robredo por 6-7, 6-3 y 7-6, un rival "de alto nivel" que, según su opinión, le pondrá las cosas muy complicadas.

"Raonic es un jugador muy incómodo en el servicio y, si se apoya en él, me puede hacer mucho daño", reconoció.

EFE