Este martes el estadounidense Mardy Fish propinó de casualidad un pelotazo en la cara a una la jueza de campo, en el encuentro ante el francés Jo Wilfred Tsonga.

Tras el impacto, el tenista francés se acercó a la mujer para ver si se encontraba bien, luego de recibir un pelotazo a 186 km/h, según medios internacionales.

La jueza, sin lugar a dudas, no se encontraba bien, es por ello que decidió salir entre los aplausos del público que decidió darle ánimos.

Respecto al encuentro en sí, Jo-Wilfried Tsonga, cabeza de serie número cinco en Wimbledon, venció a Fish por 4-6, 7-6(4), 6-4 y 6-4 en tres horas y 18 minutos, sellando así su pase a cuartos de final del torneo londinense.