El opositor ruso Ilia Yashin se enfrenta a diez años de cárcel.
El opositor ruso Ilia Yashin se enfrenta a diez años de cárcel. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: ALEXANDER NEMENOV

El juicio contra el opositor ruso Ilia Yashin, que se enfrenta a diez años de cárcel, empezó el miércoles. En los últimos años, sus compañeros de lucha se han visto obligados a exiliarse, fueron silenciados o incluso asesinados.

Asesinados

Antiguo vice primer ministro, Boris Nemtsov se convirtió en el principal crítico del presidente ruso Vladimir Putin en los años 2000.

El político se opuso a la anexión por parte de Moscú de la península de Crimea en 2014 y al apoyo militar del Kremlin a los separatistas en el este de Ucrania.

Nemtsov fue asesinado en febrero de 2015 cerca del Kremlin. Tenía 55 años.

Sus seguidores acusaron al dirigente checheno Ramzan Kadirov de haber ordenado el asesinato, aunque él lo niega. Cinco chechenos fueron condenados por el homicidio.

Cuatro años antes, en octubre de 2006, fue asesinado otra opositora del presidente Putin y de Kadirov. Se trata de Anna Politkóvskaya, abatida en la entrada de su edificio en Moscú.

La periodista de Novaya Gazeta, el principal medio independiente del país, documentó y denunció durante años los crímenes del ejército ruso en Chechenia.

Detenidos

Alexéi Navalni, un activista anticorrupción de 46 años, sufrió un envenenamiento en 2020 en Siberia, que atribuyó al Kremlin. Las autoridades rusas niegan cualquier responsabilidad.

Fue hospitalizado en Alemania y detenido cuando regresó a Rusia en enero de 2021. Navalni cumple una condena de nueve años de cárcel desde marzo por acusaciones de fraude.

El opositor sigue denunciando al Kremlin y calificó el ataque en Ucrania de "tragedia" y "crimen contra la humanidad".

Otro opositor encarcelado, Vladimir Kara-Murza, de 41 años, asegura haber sobrevivido a dos envenenamientos debido a sus actividades políticas.

Fue detenido en abril y acusado de haber difundido "informaciones falsas" sobre el ejército ruso. También fue acusado de "alta traición", un crimen castigado con 20 años de cárcel.

Otro influyente crítico, Yevgueni Roizman, de 60 años y antiguo exalcalde de Ekaterimburgo, fue detenido en agosto. Las autoridades lo acusan de "desacreditar" al ejército, aunque fue liberado a la espera de su juicio. Se enfrenta a tres años de cárcel.

Exiliados

La mayoría de los opositores que permanecieron en Rusia están encarcelados. Los otros huyeron del país.

Uno de ellos es Mijaíl Jodorkovski, antiguo magnate del petróleo que pasó diez años entre rejas a inicios de los 2000. Desde su liberación en 2013, vive en Londres, donde financia plataformas de oposición.

Muchos seguidores de Jodorkovski salieron de Rusia en 2021, cuando se intensificó la represión. La ofensiva en Ucrania al año siguiente multiplicó también la salida de opositores del país.

"Agentes extranjeros"

En los últimos años, decenas de medios, oenegés, periodistas, activistas o artistas fueron declarados "agentes extranjeros".

El estatus debe aparecer sistemáticamente mencionado en toda publicación, so pena de sanciones.

La oenegé Memorial, pilar de los derechos humanos y copremiada en octubre con el Nobel de la Paz, fue disuelta por las autoridades rusas por violar esta controvertida ley. La decisión provocó una avalancha de condenas.

(Con información de AFP)