La cadena de Fast Food Burger King volvió a desatar la polémica en Estados Unidos, donde un comercial que utiliza al famoso dibujo animado Bob Esponja ha causado indignación en las asociaciones infantiles han expresado su indignación por esta campaña.

El spot, que buscaba conmemorar el décimo aniversario de la creación del personaje y de paso promocionar su nuevo menú infantil, lejos de mostrar escenas para niños, muestra al monarca de las hamburguesas bailando al ritmo del rap de Mix a "Lot'Baby got back", el cual es parte del sountrack de la película de Bob Esponja.

En la canción, frases como "I like big butts and I can not lie"("Me gustan los traseros grandes y no puedo mentir") son sustituidas por "I like square butts and i can not lie" ("Me gustan los traseros cuadrados y no puedo mentir").

Al lado del rey aparecen un grupo de chicas con vestimenta ajustada y personificando a colegiales, ejecutivas y una sirenita, todas con lo que podría ser una lonchera o caja en el derrier.

Esta coreografía no solo es imposible de relacionar con un público infantil, según indicaron más de 2.600 miembros de Campaign for a Commercial-Free Childhood en un comunicado a través del cual muestran su disconformidad.

"Los padres merecen saber si Nickelodeon aprobó el uso de Bob Esponja en un anuncio que celebra la lujuria y objetiviza a la mujer", aseveró la directora del grupo, la doctora Susan Lynn.