Autoridades de EEUU abren investigación sobre los Toyota Corolla

El primer fabricante mundial de vehículos anunció por su parte que investigaba la falla y preveía un posible retiro del mercado del modelo si se confirmaba el problema.

La agencia de seguridad vial estadounidense (NHTSA), que depende del Departamento de Transporte, abrió una investigación formal sobre los problemas en el sistema de dirección de los modelos Toyota Corolla, indicó este miércoles una fuente gubernamental a la AFP.

"Abrimos una investigación respecto a los modelos 2009 y 2010 de Toyota Corolla por asuntos relacionados con la dirección", dijo un funcionario del Departamento de Transporte que pidió el anonimato.

"Se trata de unos 500.000 vehículos", dijo en alusión al número de Corollas que pueden ser afectados por la medida.

En total, 115 quejas fueron registradas en el sitio de la NHTSA para los modelos Corolla 2010, de los cuales la mitad por problemas en la dirección y 266 quejas por Corolla 2009, de las cuales 110 tienen que ver con la dirección.

El primer fabricante mundial de vehículos anunció por su parte que investigaba la falla y preveía un posible retiro del mercado del modelo si se confirmaba el problema.

"Según nuestra propia investigación, el conductor siente una resistencia en el volante", declaró el vicepresidente de Toyota, Shinichi Sasaki en rueda de prensa en Tokio.

"Si es una falla, procederemos a los retiros".

Según lo trascendido en la prensa estadounidense, los propietarios de Corolla afirmaron que sus vehículos, una vez pasados los 65 km/h, se orientaban abruptamente hacia la izquierda o la derecha lo que obligaba a los conductores a enderezar el volante para evitar accidentes.

Algunos de ellos afirman que tuvieron que sostener el volante con mucha firmeza para mantener derecho el vehículo.

El modelo Corolla es el más vendido en el mundo, con más de 30 millones de unidades comercializadas desde el lanzamiento de la primera unidad en los años 1960.

Toyota inició retiros masivos del mercado en otoño (boreal), con cerca de 9 millones de vehículos de distintos modelos en los últimos meses, seis de ellos en Estados Unidos, por fallas en los frenos y aceleradores.

El modelo Corolla 2009-2010 está dentro de la gama de vehículos retirados previamente.

Un estudio realizado por la AFP de las quejas presentadas ante funcionarios de seguridad estadounidenses reveló que 110 conductores de Corolla informaron sobre problemas en el sistema de dirección en 2009 y 53 lo hicieron en lo que va de 2010.

En un esfuerzo por restaurar la confianza en la marca, Toyota anunció que su presidente Akio Toyoda liderará un equipo especial que buscará mejorar los controles de calidad y otogarle más eficiencia al sistema de respuesta a informes sobre defectos.

Pero Toyoda anunció que no asistirá la próxima semana a una audiencia del Congreso estadounidense sobre los retiros de vehículos del mercado.

En su lugar irá uno de los principales ejecutivos de Toyota en América del Norte.

AFP