Exgobernador de Rio confiesa que pagó US$ 2 millones para ser sede de Juegos Olímpicos 2016

Sergio Cabral detalló que los sobornos pagados a delegados del Comité Olímpico Internacional se hicieron por medio de un empresario brasileño de su confianza. Además, afirmó que el expresidente Lula da Silva sabía de la compra de votos.

Vista general durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos Rio 2016 en el estadio Maracana en Río de Janeiro. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ERIC FEFERBERG

El exgobernador de Rio de Janeiro Sergio Cabral afirmó este jueves que pagó sobornos a delegados del Comité Olímpico Internacional, entre ellos el exatleta ucraniano Serguei Bubka y el exnadador ruso Alexander Popov, para que Rio se convirtiera en sede de los Juegos de 2016, informó la prensa brasileña.

La compra de votos, por dos millones de dólares, fue arreglada con la intermediación del expresidente de la Federación Internacional de Atletismo, Lamine Diack, afirmó Cabral ante el juez federal a cargo del caso, que investiga las denuncias de corrupción en la designación de Rio.

"[El expresidente del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Arthur] Nuzman me dijo: el presidente de la Federación Internacional de Atletismo, Lamine Diack, es abierto a ventajas indebidas" (sobornos), aseguró el exgobernador de Rio, que está preso desde fines de 2016 y fue condenado por varios casos de corrupción durante su gestión (2007-2014).

Entre los nombres citados por Cabral como miembros del comité olímpico que habrían vendido sus votos figuran el exatleta ucraniano de salto con garrocha Serguei Bubka y el nadador ruso Alexander Popov, dos leyendas del deporte, según el portal de noticias G1.

"Me garantizaron que Serguei Bubka, atleta ucraniano, recibió soborno. Otro atleta que no es del atletismo, pero que según ellos también recibió, es el ruso Alexander Popov, gran campeón mundial", dijo, en un video de la Justicia divulgado por la TV Globo.

Sergio Cabral está preso desde fines de 2016 y fue condenado por varios casos de corrupción durante su gestión. | Fuente: AFP

El dinero, según Cabral, fue transferido por el empresario brasileño Arthur Soares -hombre de su confianza- a Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack. Los dos millones de dólares habrían servido posteriormente para pagar a miembros del Comité Olímpico Internacional a cambio de votos.

Diack y su hijo tienen pendiente un juicio ante la corte correccional de París, como sospechosos de estar en el centro de un presunto sistema de corrupción para encubrir casos de dopaje de atletas rusos.

El exgobernador de Rio afirmó que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y el exalcalde de Rio Eduardo Paes (2009-2017) supieron sobre la compra de votos, pero no participaron de la negociación ni del pago de los sobornos.

Los abogados tanto de Lula y como de Paes niegan que sus clientes estuvieran al tanto del esquema.

La defensa de Carlos Nuzman también negó la compra de votos relatada por Cabral.

En la votación de 2009, que tuvo lugar en Copenhague, Rio se impuso ante las candidatas Madrid, Chicago y Tokio.

AFP

¿Qué opinas?