Exgobernador brasileño recibió condena de 45 años por corrupción

Sergio Cabral fue hallado culpable de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación ilícita en un caso vinculado a la trama Lava Jato.
Sergio Cabral recibió su segunda condena por corrupción. | Fuente: AFP

El exgobernador de Río de Janeiro, uno de los estados más importantes de Brasil, Sergio Cabral (2007-14) fue condenado a 45 años y dos meses de cárcel por los delitos de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación ilícita, según informaron este miércoles fuentes judiciales. El proceso en su contra en un proceso relacionado con la trama corrupta destapada en Petrobras, conocida como ‘Lava Jato’.

Esta es la segunda condena de Cabral. La primera, recibida en junio pasado, fue de catorce años y dos meses de prisión por corrupción y lavado de dinero, también por un caso ligado con los millonarios desvíos que ocurrieron en la petrolera estatal y que investiga prácticas idénticas en el Gobierno de Río. La nueva sentencia fue dictada por el juez federal Marcelo Bretas, de primera instancia, quien también condenó a 18 años y 3 meses de cárcel a la esposa del exgobernador, Adriana Ancelmo.

Corrupcion generalizada. En la sentencia, Cabral, que afronta todavía más de diez procesos por delitos de corrupción, es descrito como "creador de una gigante trama corrupta institucionalizada" en el gobierno regional. "Era el jefe de la organización, cabiéndole esencialmente solicitar sobornos a las empresas que deseaban contratar con el estado de Río de Janeiro, en especial a Andrade Gutiérrez, y dirigir a los demás miembros de la organización en el sentido de promover el lavado de dinero ilícito", agregó la sentencia.

Cabral pertence al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el presidente Michel Temer, denunciado dos veces por supuesta corrupción. Logró una enorme popularidad durante su gobierno debido al protagonismo que adquirió el estado por la celebración del Mundial de fútbol, los Panamericanos y la adjudicación de los Juegos Olímpicos. Tras años de bonanza, el estado de Río de Janeiro, rodeado de escándalos de corrupción, se sumergió en una aguda crisis económica que le llevó a decretar el estado de calamidad financiera poco antes de la celebración del evento en 2016. EFE

Cabral fue cercano al expresidente Lula da Silva, a su vez condenado por corrupción pero a quien el juez no ordenó a ir a la cárcel. | Fuente: AFP
En el Perú, Ollanta Humala está en prisión preventinva por el caso Odebrecht, parte de la trama Lava Jato, mientras que Alejandro Toledo tiene orden de captura y Alan García es investigado de forma preliminar. | Fuente: Andina
¿Qué opinas?