Chile rechaza de forma tajante mediadores para conflicto con Bolivia

"No está ni en la más remota de las posibilidades", sostuvo el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz.

El Gobierno chileno descartó de plano una eventual mediación para resolver el conflicto con Bolivia, que lo demandó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en reclamo de una salida soberana al mar.

"No está ni en la más remota de las posibilidades", sostuvo el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, al ser preguntado sobre una eventual intervención del Vaticano en el asunto.

"Chile no ha aceptado en el pasado y no aceptará mediación alguna en un tema que es absolutamente bilateral, que le compete sólo a Chile y a Bolivia", subrayó Muñoz tras una reunión con el equipo asesor de la Cancillería en el caso de la demanda boliviana.

El tema surgió a partir de unas declaraciones del presidente boliviano, Evo Morales, quien señaló que el papa Francisco le había solicitado antecedentes sobre el diferendo con Chile.

Muñoz dijo desconocer absolutamente si el Vaticano efectivamente ha pedido información a Bolivia y manifestó su extrañeza frente a esa posibilidad.

"Todos conocemos que la diplomacia vaticana es altamente competente y muy seria y ellos tienen sus medios para obtener información", dijo.

"Será la Santa Sede la que tendrá que decir si es que el Santo Padre le ha pedido alguna información al presidente boliviano", agregó Muñoz.

Indicó también que "Chile nunca va a considerar, ni acepta ni aceptará ceder territorio bajo presiones ni mediación de ninguna especie. Eso está meridianamente claro para nosotros, menos aún cuando hay un caso en La Haya", agregó.

En este sentido, el senador Francisco Chahuán, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, descartó que el Papa Francisco, ante una eventual visita a Bolivia, se vaya a pronunciar sobre la demanda marítima.

EFE