Al menos 13 personas han muerto y 15 más sufrieron heridas en enfrentamientos tribales por el reparto delagua en la zona tribal paquistaní de Kurram (noroeste), con lo que son ya 115 los muertos en el último mes, según fuentes citadas por el canal televisivo Geo.

Los choques fueron protagonizados por las tribus mangal y bangash, una de credo islámico chií y la otra suní, pese a que las autoridades habían logrado un alto el fuego tras convocar una "jirga" (asamblea) de paz este sábado entre los dos grupos.

Cinco pueblos fueron además incendiados.

Ambas tribus se disputan el derecho de uso sobre un canal de la zona de Shalozan.

Las siete demarcaciones del cinturón tribal de Pakistán, todas fronterizas con Afganistán salvo una, comparten una historia de subdesarrollo y desatención por parte de las autoridades paquistaníes.

En estas demarcaciones buscan refugio numerosas facciones talibanes tanto paquistaníes como afganas y miembros de la red terrorista Al Qaeda.

Aunque en ellas predomina la etnia pastún, muchas presentan diversos conflictos internos tribales o sectarios, como Kurram, azotada desde hace años por la violencia entre fieles de las dos principales corrientes del islam. EFE