Vacuna COVID-19
Un frasco del concentrado de vacuna Pfizer / BioNTech COVID-19 se diluye con 1,8 ml de cloruro de sodio listo para su uso en el Guy's Hospital de Londres. | Fuente: EFE

Estados Unidos se sumará este jueves a la plataforma COVAX, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar un reparto equitativo de las vacunas contra la COVID-19 en todo el mundo, anunció la delegación estadounidense ante la Comisión Ejecutiva del organismo.

El científico Anthony Fauci, representante de la nueva Administración de Joe Biden ante el comité, aseguró que EEUU "se sumará al trabajo internacional para la pandemia, y con este motivo el presidente publicará hoy una directiva en la que se contempla la incorporación estadounidense al programa COVAX".

Fauci hizo este anuncio pocas horas después de que Biden notificara al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que Estados Unidos cancelaba los planes de abandonar el organismo sanitario internacional.

El experto señaló ante la comisión de la OMS que "EE.UU continuará con sus obligaciones financieras ante la organización" y con la colaboración técnica a todos los niveles, para contribuir a la lucha internacional contra la pandemia.

Además, la Administración Biden "trabajará con la OMS para fortalecer y reformar el organismo, mejorando sus mecanismos para que respondan más adecuadamente a las emergencias sanitarias", afirmó.

Poco después de asumir la presidencia, Biden dictó este miércoles una orden ejecutiva para evitar la salida de su país de la OMS, un proceso que inició Donald Trump en julio del año pasado y que iba a hacerse efectivo un año después, en el mismo mes de 2021. 

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCASTS


"Todo Sobre el Coronavirus ": En este programa el Dr. Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19.