CHINA CORONAVIRUS
El coronavirus se originó en la ciudad de Wuhan en China. | Fuente: AFP

La Policía china ha intensificado la represión de las violaciones de la ley y los delitos relacionados con la epidemia de neumonía en curso causada por un nuevo coronavirus.

Según datos oficiales, hasta el momento, la Policía en las provincias de Zhejiang, Jiangsu y Jiangxi, en el este de China, y de Shanghai, ha realizado detenciones por siete casos de fabricación y venta de máscaras falsificadas, con 20 sospechosos arrestados y más de 380.000 máscaras confiscadas.

En el norte de Tianjin, la Policía está investigando un caso en el que los sospechosos aumentan significativamente el precio de las máscaras aprovechando las crecientes demandas.

Hasta el mediodía del miércoles, los departamentos de seguridad pública de todo el país habían manejado 377 casos relacionados con alteraciones del orden social y 83 casos relacionados con la obstrucción de los esfuerzos de prevención y control de epidemias.

Mientras tanto, la Policía ha tomado medidas más estrictas para asestar un duro golpe a la venta ilegal y el tráfico de animales silvestres. Hasta ahora, la policía ha resuelto 19 casos de delitos contra la vida silvestre y ha arrestado a 29 sospechosos.

(Con información de Europa Press)